Grandes remontadas del tenis de la historia

Publicado por RCTSS el 23/04/2019.

A principios de este mes de abril, en el torneo ITF World Tour en Suderland (Gran Bretaña) la tenista británica Tara Moore que jugaba frente a la francesa Jessika Ponches firmó una remontada de las que hacen historia.

La jugadora local encajó 11 juegos consecutivos en contra, pero fue capaz de levantar una bola de partido que supuso el impulso definitivo para su increíble logro final: una victoria 0-6, 7-6 y 6-3.

No estamos hablando de grandes figuras del tenis, Moore ocupa el puesto 157 del nuevo ITF World Tennis Ranking. No estaba jugando un Grand Slam, estaba disputando un torneo ITF, pero su gesta ha cruzado fronteras y ha sido calificada incluso como la mayor remontada de la historia del tenis moderno.

La tenista Tara Moore celebrando un tanto.

La tenista británica Tara Moore.
Fotografía: www.marca.com

Y es que el espectáculo de este deporte está en cualquier torneo. Quién sabe si este año en nuestro 91 Concurso Internacional de Tenis de San Sebastián podemos asistir a alguna hazaña de este calibre. Por si acaso, vete apuntando las fechas: del 26 de agosto al 1 de septiembre.

Remontadas para la historia

La gesta de Tara Moore nos ha servido de excusa para hacer memoria de algunas de las grandes remontadas del tenis.

Comenzamos con el encuentro que disputaron la estadounidense Chanda Rubin y la checa Jana Novotna en el torneo de Roland Garros de 1995. Allí Chanda Rubin perdía en el set de desempate 5-0, pero consiguió salvar nueve bolas de partido, ganar el último set y pasar así a la siguiente ronda.

Roger Federer, la cara y la cruz

En la final del Masters de Miami de 2005 dos de los grandes se repartieron la cara y la cruz. Rafa Nadal iba ganando dos sets a cero y mandaba 3-5 en el ‘tie break’ sobre Roger Federer. Lo que parecía una victoria clara del balear, se convirtió al final en una nueva conquista del suizo (2–6, 6–7(4–7), 7–6(7–5), 6–3, 6–1).

Rafa Nadal y Roger Federer con sus trofeos del Masters de Miami 2005

Roger Federer y Rafael Nadal con sus trofeos en el Masters de Miami 2005.
Fotografía: www.tennisworldusa.org

Sin embargo, en el US Open 2011 al mismo Federer le tocó llevarse la peor parte. Jugaba la semifinal contra Novak Djokovic, tenía el partido controlado con dos sets a su favor, disfrutó de dos bolas de partido, pero al final el serbio se recompuso y firmó una remontada épica 6-7(7), 4-6, 6-3, 6-2 y 7-5.

En 2014 el español Tommy Robredo consiguió, tras más de tres horas y media de partido, darle la vuelta al marcador 6-1, 6-7(7), 3-6, 7-6(5) y 8-6 y acabar venciendo frente a Lukas Rosol en el Abierto de Australia.

Gabriela Sabatini vs Mary Joe Fernández

Al igual que Tara Moore, otra mujer consiguió también una gran proeza, en este caso en cuartos de Roland Garros de 1993. En aquel encuentro Gabriela Sabatini tuvo cinco bolas de partido frente a Mary Joe Fernández. La estadounidense terminó remontando para ganar 1-6, 7-6 (7-4) y 10-8.

Las grandes gestas parece que solo son propias de los números uno del mundo. Pero, a veces, jugadores que ocupan puestos no tan destacados, nos ofrecen logros que, aunque reciban menos publicidad en los medios, merecen ser contados. Solo hace falta que se combine fuerza, suerte y ganas de darlo todo, hasta lo imposible.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER